Préstamos para hacer reformas en verano y consejos útiles

¿Sabes que existen los préstamos para hacer reformas?

 

prestamos para hacer reformas

 

Existen préstamos para hacer reformas en verano. Sí, en verano, muchos aprovechamos para hacer todo eso que durante el resto del año no tenemos tiempo. Salir con amigos, pasar más tiempo al aire libre y, cómo no, ¿qué mejor también que aprovechar para hacer reformas en casa?
 
Y es que durante esta estación nos resulta mucho más cómodo porque disponemos, por lo general, de más tiempo para dedicarnos plenamente a ello. Como todos sabemos, las reformas nos dejan la casa tirada, desordenada y, casi con seguridad, nos atrevemos a decir que llena de polvo. Por ello, el hecho de quitarnos de encima la obra en menos tiempo es algo que nos agrada mucho y con razón.
 
Además, seguramente nos salga más barato porque si se trata de una reforma que podemos hacer nosotros mismos nos estaremos ahorrando bastante dinero.
 

Préstamos para hacer reformas, ¿qué tipos de reformas puedes hacer?

  • Integrales, es decir, tirar la casa por la ventana como quien dice y reformarla entera, tanto en materiales, como en estructura y decoración.

 

  • Reformas de fachada o rehabilitación, que normalmente se hace para llevar a cabo un mantenimiento de la vivienda y que es siempre conveniente, pero sobre todo cuando se trata de viviendas muy antiguas.

 

  • Estructurales, o sea, se hace un cambio de distribución de la vivienda. Por ejemplo, si en la habitación tienes baño, puedes tirar el baño (si no lo necesitas) y ampliar tu dormitorio. Si tienes una cocina pequeña y un salón bastante amplio y la estructura de la vivienda te lo permite puedes unificar ambos espacios.

 

  • Decorativas. Puede que te guste toda la vivienda, el mobiliario, la distribución, pero que te hayas cansado de su decoración. En este caso, hablaríamos de darle un cambio de aire al hogar.

 

  • Reformas de un solo habitáculo. También puedes reformar solo una habitación o espacio de la casa que no te guste. El baño y la cocina son los dos que más se suelen reformar.

 

Consejos

1. Elabora un boceto de lo que quieres reformar y cómo te gustaría que quedara.

 

2. Elige los materiales que más te gusten y otros que puedan sustituirlos.

 

3. Fíjate un presupuesto máximo que puedas invertir.

 

4. Valora las diferentes opciones entre hacerlo tú y hacerlo una empresa.

 

5. Solicita tu préstamo al instante con la cuantía que necesites.

 

¡Y disfruta de tu nueva casa!

dineritoahora

14 Junio, 2017